fbpx
CARGANDO

SER FELIZ – Hormonas de la Felicidad

por Jhenny Antiques julio 20, 2021

Se habla muchísimo que la felicidad es un estado mental, que hay que cuidar los pensamientos y las emociones, sin embargo, no se hace suficiente hincapié en LAS HORMONAS, y cómo ellas están directamente relacionadas con todo lo anterior.

No quiero entrar en tecnicismos profundos pero, te puede ser muy útil saber cómo funcionan para que comprendas cómo te afectan.

Las hormonas son esas sustancias químicas que transmiten mensajes al cuerpo y que ayudan a desempeñar una función específica. Son segregadas por una glándula del sistema endocrino, tras su estimulación, y se liberan hasta el organismo a través del torrente sanguíneo.

Su acción influye decisivamente en diversas funciones: el sueño, la ovulación, el estado de ánimo, algunos estados mentales, etc.

Dentro de las hormonas se encuentra el grupo denominado hormonas de la felicidad. Cada una de ellas se pone en funcionamiento en situaciones específicas y contribuye a nuestra felicidad y bienestar.

¿Cómo afectan las hormonas a nuestras emociones?

Las hormonas son una clave indiscutible de nuestro bienestar, al ser los mensajeros químicos del cuerpo, afectan todas las funciones.

Un desajuste hormonal, ya sea por causas propias del cuerpo, por una mala alimentación, sedentarismo o por un estilo de vida nada saludable, puede repercutir tanto en la parte emocional como en la salud física.

En el caso de las hormonas de la felicidad, se activan por nuestro organismo para satisfacer las necesidades de supervivencia.

Basicamente nuestro cuerpo recibe la señal para ponerse en funcionamiento y conseguir aquello que le proporciona sensaciones agradables: comer, descansar, tener relaciones sexuales o afectivas, también pueden relajar al organismo, aliviar el dolor o aumentar la concentración, entre otras cosas.

Como ves, las hormonas rigen prácticamente todas nuestras funciones, de allí que prestes atención en mantener unos hábitos sanos para tus hormonas.

Descubre cuáles son las hormonas de la felicidad

Existen varias hormonas relacionadas con la felicidad, incluido el cortisol y la adrenalina (aunque el cortisol lo asocian más con el estrés, tiene su voto de participación en una buena salud emocional).  Yo prefiero hacer énfasis en estas cuatro:

Dopamina

La dopamina es la hormona de la iniciativa. Fortalece el impulso y la motivación interna.

Esta hormona es uno de los mensajeros esenciales para nuestro bienestar. Estimula nuestro impulso interior, esa energía interna que aumenta nuestra motivación.

Una vez liberada, produce un efecto de recompensa en el cerebro. La secreción de esta hormona está provocada por situaciones que nuestro cerebro valora como agradables (por ejemplo, comer un trozo de chocolate, ganar una competición o aprobar un examen).

Además de proporcionar placer, también almacena la sensación de recompensa en el cerebro de cara a objetivos futuros, por lo que nos ayuda a asumir nuevos desafíos.

Es común relacionar que las personas con tendencia a procrastinar o con falta de entusiasmo tengan un nivel bajo de esta hormona, por lo que deben estimular su funcionamiento.

Serotonina

La serotonina es la hormona del bienestar, y más comúnmente llamada por sí sola: hormona de la felicidad. Mejora el estado de ánimo, la memoria y reduce la ansiedad.

También interviene en muchos aspectos que afectan nuestra salud, como el apetito, el deseo sexual y el sueño.

Un buen nivel de esta hormona proporciona serenidad y autoestima. Por el contrario, un nivel bajo puede producir depresión, falta de apetito, irritabilidad y agresividad.

Oxitocina

La oxitocina es la hormona de las interacciones sociales u hormona del amor.

Nos permite establecer vínculos afectivos y emocionales con otras personas y con animales. Interviene en las relaciones sentimentales y también en parte del deseo sexual.

Está directamente relacionada con el vínculo maternal y paternal, con las conductas empáticas, incluso esa sensación de apego y confianza que en un momento dado podemos sentir hacia los demás.

También contribuye a disminuir los niveles de estrés, ya que proporciona relajación al organismo.

Endorfina

La endorfina es la denominada hormona analgésica, por tanto ayuda a inhibir el dolor de forma natural.

Esta hormona es muy conocida entre los atletas, ya que ayuda a llevar el cuerpo más allá de los límites físicos. La misma práctica de deporte físico libera la hormona para su efecto analgésico.

Lo mejor es que genera una sensación de calma, bienestar y euforia similar a la que produce la morfina y la heroína.

4 Tips que te van a ayudar a estimular la producción de las hormonas del bienestar

Si quieres disfrutar de felicidad y bienestar puedes estimular las hormonas de la felicidad.  Como mínimo puedes empezar por estos simples consejos:

  • Para estimular la dopamina: Mantente motivado con objetivos que quieras cumplir. Por pequeños que sean, mantén esa llama encendida. Sobre todo metas a corto plazo.
  • Para estimular la serotonina: La serotonina se estimula mediante el ejercicio físico y la exposición al sol (siempre con precaución, claro está).
  • Para estimular la oxitocina: Acaricia, besa o abraza a tu pareja, a tus hijos, o a tu mascota. El contacto físico con los demás es lo que más estimula la oxitocina. NOTA: Estamos en momentos difíciles, de distanciamiento social y demás. Sé prudente. ¡Precaución ante todo!
  • Para estimular las endorfinas: La risa es el mejor sistema para estimular las endorfinas, practica el sentido del humor y disfruta de la risa.

Y como línea final, no puedo terminar el post sin decirte que: la alimentación saludable también es esencial, ¡ten esto muy presente!

Que el poder de la felicidad te acompañe ;-D 🧡

Artículos relacionados