fbpx
CARGANDO

ESTRÉS: 13 Hábitos saludables para controlar el estrés.

por Jhenny Antiques junio 24, 2021

Es casi imposible dejar de escribir sobre el estrés, pero es que por activa o por pasiva hay que insistir en los hábitos saludables para reducirlo. El estrés sigue siendo una de las afecciones de salud más comunes de la actualidad, esto debido al acelerado ritmo de vida que llevan la mayoría de las personas en todo el mundo (incluyéndome).

Aunque es cierto que un poco de estrés es bueno, ya que funciona como un pequeño motor que te impulsa a realizar actividades nuevas y obtener grandes logros, cuando el nivel de estrés aumenta sin control se convierte en un grave problema que puede afectar tu salud física, psicológica y emocional.

Si no controlas el estrés a tiempo puede causarte desde problemas de salud física, como dolor de cabeza, hipertensión y tensión muscular, hasta problemas de salud mental y emocional, como depresión, ansiedad, desmotivación y falta de sentido de vida.

Por si fuera poco, obviamente, también va a traer consecuencias en tu calidad de vida, tu rendimiento laboral o académico, además de afectar tus relaciones familiares, de amigos y de pareja.

Como puedes ver, es imprescindible aprender cómo controlar el estrés y poniendo en práctica estos hábitos, que te comento en el post de hoy, te ayudarán a mantenerte saludable y estable en tu vida (también me puedes contactar y vemos cómo te puedo ayudar).

13 hábitos saludables para reducir el estrés

No tener nunca un poco de estrés es imposible, es cierto e inevitable que existen situaciones que nos pueden sobrepasar puntualmente. Tener que hacer frente a cambios inesperados y situaciones que te desagraden harán que sientas tensión emocional y/o física, sin embargo, existen algunos hábitos saludables que te ayudarán a identificar y sobrellevar esas cargas de estrés y mejorarán tu calidad de vida significativamente.

Muchos de ellos ya los conoces, toma nota mental y recuérdalos cada vez que te sientas estresado/estresada. Haz lo posible por integrarlo como un estilo de vida saludable, es tu bienestar:

1. Aprende a respirar de forma óptima

La respiración lenta y profunda ayuda a relajar los músculos, lentifica la frecuencia cardíaca, estimula el flujo sanguíneo hacia el cerebro y estabiliza la presión arterial. Respira con el estómago, para que utilices los pulmones.

Todos los días dedica 10 minutos a respirar de manera profunda y lenta, notarás como la tensión disminuye y te llenas de energía para continuar con tu rutina.

2. Realiza alguna actividad física

La actividad física regular promueve la producción y liberación de endorfinas, una sustancia química natural que te hace sentir bienestar y satisfacción.

Si quieres controlar el estrés debes moverte más y evitar el sedentarismo, puedes caminar, correr, pasear a tu mascota, jugar fútbol, nadar, bailar o hacer turismo en bicicleta, no importa cuál actividad escojas, lo importante es que sea de tu agrado y que te mantenga en movimiento para aumentar la frecuencia cardíaca, mejorar el flujo sanguíneo y lograr que el estrés disminuya.

3 Practica el agradecimiento

La negatividad causa desmotivación, ansiedad y tristeza, así que es momento de dejarla a un lado para empezar a practicar la gratitud; de esta manera, tu estilo de vida será más positivo y saludable. Cuando te enfrentes a una situación difícil, trata de ver el propósito, lo positivo que hay en ella y notarás como tu vida se volverá más agradable.

4. Come de forma saludable

Si no te alimentas de una manera saludable, tu cuerpo será más vulnerable ante el estrés y tu sistema inmunológico se debilitará. Es importante que mejores tus hábitos alimenticios, empieza por comer en las horas adecuadas, evitar los alimentos procesados y priorizar el consumo de frutas y verduras frescas, de igual manera, debes disminuir el consumo de grasas, bebidas excitantes y el azúcar.

5. Descansa bien

Dormir bien no es solo las 8 horas seguidas, son más factores que debes tener en cuenta para darle a tu cuerpo, cerebro y organismo el descanso que necesita. Si no duermes bien te sentirás de mal humor y cansado, lo que elevará tus niveles de estrés e impedirá que tengas un óptimo desempeño en tu rutina diaria.

6. Planifica tu semana

Una de las cosas que te puede ayudar a controlar el estrés es “controlar lo que si puedes controlar”.  El simple hecho de mantener planificada tu semana te alivia.

Seguir un horario de actividades evitará que vayas siempre con prisa y que te estreses por creer que el tiempo no será suficiente para culminar todas las actividades que tengas pendientes, o que te olvides de las cosas. Incluso te puede aportar visión a otras áreas que requieran planificación y organización.

7. Ten objetivos realistas

Para que mantengas una dirección y sentido de vida, siempre proponte objetivos, por pequeños que sean. Y tus metas y objetivos deben ser reales, de lo contrario sentirás frustración por no poder lograr lo que deseas y tu estrés no dejará de aumentar cada día.

Es mejor que te propongas alcanzar 5 metas pequeñas que te conduzcan poco a poco hacia tu gran objetivo, que querer lograrlo todo de una sola vez.

8. Calma tu cuerpo y tu mente

Dedícate al menos 20 minutos para que tu cuerpo y mente descansen, puedes meditar o realizar alguna actividad que sea de tu agrado y que te permita despejar la mente, como por ejemplo dar un paseo, sentarte un rato al sol, leer un libro, practicar la respiración profunda o escuchar música.

O si te animas, puedo guiarte con unas sesiones de meditación mindfulness

9. Crea una rutina sagrada para acostarte

Nada mejor para conciliar el sueño y tener un buen descansar que hacerte una breve rutina cada noche. Prueba incluir una taza de manzanilla, de hierbabuena o infusiones relajantes, son excelentes opciones para relajar tu cuerpo y ayudar a conciliar el sueño.

10. Limita las redes sociales y las noticias

Está muy bien estar conectado e informado del mundo, pero aprende a filtrar todo ese ruido externo y limita el tiempo que empleas en la tecnología y las noticias, sobre todo a la hora de irte a la cama.

11. Mantén el contacto con las personas

Pasa tiempo con tu familia y amigos, concéntrate en la calidad de ese tiempo, no en la cantidad. Crea recuerdos y experiencias, no solo por el bienestar que esto supone sino también por el fortalecimiento de esos vínculos. Y rodéate de personas que te nutran.

12. Baila y ríe

Escuchar tu música preferida, bailar y reír son actividades que te aportan mucho beneficio. Y está demostrado, generan endorfinas y hormonas del bienestar.

13. Presta atención a las señales de tu estrés

Aprender a identificar esos disparadores o esos signos cuando estas estresado/estresada. Esto te permite tomar conciencia de tus pensamientos y tus emociones para que puedas manejarlo a tiempo.

No esperas a explotar ni enfermarte gravemente, aprende a controlar el estrés aplicando hábitos saludables a tu vida.

Que el poder del relax te acompañe ;-D 🧡

Artículos relacionados