fbpx
CARGANDO

MINIMALISMO – Cómo simplificar tu vida y ser más feliz

por Jhenny Antiques diciembre 02, 2021

Para muchos, el estilo de vida actual se contrapone al minimalismo (también conocida como vida simple o esencial), una filosofía que nos motiva a darle más importancia a nuestra felicidad, una felicidad más genuina.

A diferencia de centrarnos más en el estatus, el dinero y los placeres. ¿En qué consiste la vida esencial? ¿Por qué deberías adoptarlo? ¿Cómo puedes comenzar a vivir la vida simple? De eso te hablaré hoy.

Muchas personas tienen expectativas poco realistas sobre el dinero y las posesiones, y nunca se conforman con lo que tienen.

Otros trabajan tanto que casi siempre están física y mentalmente agotados, y sin tiempo para hacer lo que realmente les gusta (lo digo de primera mano).

Y hay quienes dedican gran parte de su tiempo libre a usar las redes sociales y muy poco a cultivar sus relaciones en el mundo real.


La importancia de volver a lo simple y esencial

Mucha gente piensa que trabajar más, ganar más y gastar más es la clave de la felicidad. Irónicamente, esa búsqueda los hace sentirse más frustrados, decepcionados y, a final de cuentas… infelices.

¿Por qué sucede esto? Porque las cosas materiales y las actividades superficiales complican nuestra vida. Obviamente nos ayuda, pero, que sea el único foco principal de nuestros objetivos no es coherente con un desarrollo personal sano y equilibrado.

En realidad, la felicidad está estrechamente ligada a la vida simple. Y por simple no quiere decir austera, ¡no!.

Vivir una vida simple quiere decir que te centres en la ESENCIA DE LAS COSAS, de las personas, de la vida…

Simplificar la vida te ayudará principalmente a:

  • Reducir el estrés físico y mental.
  • Cultivar amistades más estrechas y enriquecedoras.
  • Disfrutar de mayor independencia financiera.
  • Tener una mejor salud.
  • Vivir de forma más sostenible.

6 consejos para empezar a simplificar tu vida y ser más feliz

Está claro que adoptar el estilo de vida esencial te ayudará a sentirte más pleno y realizado. Ahora bien, ¿qué pasos necesitas dar para simplificar la vida? Veamos.

He “simplificado” los que, considero, te pueden aportar más valor para que empieces a mejorar tu estilo de vida.

1. Determina qué es lo más importante para ti

Realiza un autoanálisis para identificar cuáles son tus prioridades, valores y creencias. Elimina de tu vida cualquier cosa que te impida ser feliz y llevar una vida simple.

Y haz un esfuerzo consciente por realizar actividades que te hagan sentirte satisfecho/satisfecha.

2. Deshazte de lo que no necesitas

Revisa una por una las habitaciones de tu hogar e identifica las cosas que no has usado durante mucho tiempo. Decide qué harás con ellas: venderlas, regalarlas o tirarlas a la basura.

A continuación, ordena las pertenencias que usas a menudo, de manera que sean fácilmente accesibles. Si tienes menos posesiones de las cuales preocuparte, te sentirás más ligera y dispondrás de más tiempo y energía para mantener en buen estado las que realmente necesitas.

Esa es una de las esencias del minimalismo.

3. Apaga el ruido digital

Otra manera de simplificar la vida consiste en cancelar la suscripción a los boletines que no lees regularmente o nunca, desactivar todas las notificaciones no esenciales de tus aplicaciones.

Disfrutar de una vida esencial también implica tomar un descanso de las redes sociales durante las noches y los fines de semana.

Evita dormir con el teléfono a un lado tuyo si eso te va a tentar a “revisarlo constantemente”. Reflexiona; “¿qué valor te aporta revisarlo a las 3 de la mañana? o incluso antes de dormir.

4. Vive de acuerdo con tus posibilidades

Dile adiós a las jornadas de trabajo maratónicas ni permanezcas en un empleo que te haga infeliz. Ya, es fácil decirlo, pero ponte manos a la obra en cambiar esta situación.

En cuanto a lo material, tal vez tengas que renunciar a llevar un estilo de vida “costoso”. No pierdas tiempo y dinero en cosas que realmente no necesitas.

Si agradeces de corazón por lo que ya tienes, no te obsesionarás por lo que te falta y será más probable que disfrutes de los placeres de la vida simple.

5. Aléjate de las personas tóxicas

¿Tienes un amigo que encuentra la nube gris incluso en los días más soleados o un familiar que siempre se queja de lo injusta que es la vida? Todos tenemos que lidiar con personas así de vez en cuando.

El problema es que la gente negativa consume mucho tiempo y energía, y deteriora el estado de ánimo de cualquiera, hasta de los más optimistas.

Entiende, no se trata de “vetarlas de tu vida”, a menos que te veas en la necesidad imperiosa de hacerlo. A lo que me refiero es que pongas limites saludables para tu tranquilidad mental, desde el respeto.

Ellos/ellas también son personas solo que con una manera de “ver y vivir” la vida diferente a la tuya, incluso de todos se puede aprender, ¿no? 😉

Por tu felicidad, fija esos límites saludables con los amigos y familiares que se niegan a ver el lado bueno de la vida. Y elige pasar más tiempo con personas positivas, de preferencia aquellas que estén más alineadas al tipo de vida que quieres para ti.

6. Reduce el tiempo que pasas viendo el televisor

Cuando decidas ver la televisión, planifica de antemano lo que verás. Filtra TODO: noticias, series, películas… tu tiempo y la calidad de lo que consumes es tu reponsabilidad.

Ya no solo por consumir contenido, ver menos el televisor significa exponerse menos a los anuncios que te incitan a comprar cosas que no necesitas o gastar dinero que no tienes, por ejemplo.


Si adoptas la filosofía del minimalismo, sentirás como si te quitaras un gran peso de encima. Al mismo tiempo, podrás disfrutar de las cosas de la vida que realmente valen la pena.

¡NOTA!. Insisto, en lo material, llevar una vida simple no se trata que te despojes de todo y “dejes de comprar”. Recuerda, es que te centres en lo esencial y compres lo esencial que te hace feliz y te aporta bienestar y felicidad. #CompraConscientemente.

Artículos relacionados