fbpx
LOADING

Principales diferencias entre emociones y sentimientos

by Jhenny Antiques October 09, 2020
Diferencia entre emoción y sentimiento

La mayoría de las personas tienden a confundir los conceptos de sentimiento y emoción; incluso, los asocian como si fuesen sinónimos. La confusión reinante obedece al hecho que ambas forman parte o están asociadas con el comportamiento humano, tanto en su interacción con sus semejantes como con el entorno que le rodea. Sin embargo, el tema va mucho más allá.

Emociones y sentimientos, dos colegas muy diferenciados

Emociones

Las emociones representan el eslabón que nos une genéticamente con todos los seres vertebrados y conforman el elemento vital que nos impulsa hacia la supervivencia. Por esta razón, muchas manifestaciones emocionales son universales con el resto de las especies y son las responsables que exista el instinto de conservación.

En nuestra especie, las emociones se manifiestan de manera idéntica independientemente de la cultura en la nos hayamos educado.

Los especialistas en este tema coinciden en que la emoción es una reacción inmediata, automática y, por lo tanto, inconsciente que se origina en el cerebro sin estar necesariamente conectado a algún razonamiento. El resultado de dicha reacción puede generar actitudes ilógicas y muy rápidas en quien las experimenta, y que le pueden impulsar hacia una toma de decisiones drásticas, las cuales pueden ser positivas o perjudiciales para el sujeto.
Podemos afirmar que la emoción es nuestra primera reacción ante una situación apremiante o particularmente estresante.

Se manifiesta generalmente con reacciones físicas como, por ejemplo, cambios en el rostro cuando expresamos miedo, movimientos defensivos con las manos, aumento de pulsaciones cardiacas o ciertas descompensaciones en estómago e intestinos; igualmente, el sistema endocrino puede liberar diferentes hormonas en el torrente sanguíneo.

Existe un conjunto de emociones primarias o básicas definidas como base para entender las demás: ira, miedo, tristeza y felicidad. Estas cuatro emociones son las más utilizadas a la hora de trabajar en el desarrollo personal. Sin embargo hay estudios que también cuentan a la sorpresa y el asco como emociones primarias.

Aquí debajo te comparto el gráfico del círculo de las emociones. Te puede ayudar, entre otras cosas, a definir ciertos estados emocionales y ampliar tu vocabulario emocional.

Sentimientos

Si la emoción es una reacción visceral frente a un evento, los sentimientos representan la manera en que nuestro cerebro reacciona ante la experiencia producida por tal circunstancia.
En este sentido, podría decirse que los sentimientos son las representaciones mentales de aquellas emociones experimentadas, sazonados por la cultura, tradiciones, creencias o experiencias propias, las cuales definen un comportamiento social, algunas veces de manera inconsciente.

Leí un artículo muy interesante de una neurocientífica y escritora importante en estos temas, la Dra. Sarah McKay, donde expresa que las emociones son los actores en el teatro del cuerpo, mientras los sentimientos representan la vida en el teatro de la mente.

Solo con evocar algo emocionante nuestro pensamiento reacciona con un sentimiento acorde a la situación. ¿Te ha pasado que al oler una fragancia que te trae recuerdos, luego te quedan sentimientos de añoranza?. Esto es, un pensamiento (recuerdo) te ha provocado una emoción de tristeza y te ha dejado un sentimiento de añoranza.

Aunque la emoción haya sido momentánea y puntual, los sentimientos resultantes pueden durar toda la vida. Esta situación genera la posibilidad que dichos sentimientos revivan la emoción original y produzca un círculo vicioso que desemboque en actitudes frustrantes, estresantes y negativas, dañinas para la salud mental.

Algunos estados mentales como fobias, depresión o actitudes de frustración e infelicidad ante la vida, podrían tener origen en emociones traumatizantes y no superadas debido a los sentimientos generados. De allí, la importancia del conocimiento de las emociones – inteligencia emocional – para superarlos y disfrutar de una vida equilibrada y de mayor bienestar.

El origen neurológico que marca la diferencia

Siempre que puedo me gusta tener las explicaciones desde varios puntos de vista, y profundizar un poco en ciertos temas “técnicos” para mayor comprensión… se podría comparar las emociones con los sentimientos como a dos colegas que actúan sobre el mismo sujeto, pero desde diferentes posiciones, pero, ¿cómo lo hacen?.

Las emociones producen reacciones bioquímicas en todo el organismo y pueden alterar incluso el estado físico de un individuo, mientras que los sentimientos se sustentan en las emociones para crear información y experiencia en las acciones qué tomar ante futuras situaciones similares.
Desde este punto de vista, infinitas reacciones extremas son las que han ayudado a todas las especies, incluyéndonos, a sobrevivir y evolucionar en todos los ambientes por los que ha transitado nuestro planeta.

Sabemos científicamente que las emociones son respuestas neurológicas que suceden en las estructuras subcorticales del cerebro, donde se ubica la Amígdala y la corteza prefrontal. Esta es la región del cerebro responsable de nuestros impulsos más básicos y que nos hermana con todos los vertebrados. 
La excitación emocional es controlada por el cuerpo o sistema amigdalino, el cual regula la generación de estímulos hacia los transmisores neurológicos necesarios en la activación de la memoria. Por lo tanto, las emociones producen choques eléctricos que pueden ser medidos y registrados mediante lectores de impulsos.

Por su parte, los sentimientos se producen en zonas más externas del cerebro, específicamente en la región neocortical donde se genera la información cognitiva, en forma de representación mental, sobre los cambios físicos y hormonales que se generan durante una emoción, agregándole un significado. Por lo tanto, los sentimientos son reacciones subjetivas a las emociones y abarcan recuerdos y experiencias que nos definen como individuos, consolidando nuestra singularidad.

Si te has animado a profundizar en tus emociones porque necesitas resolver una situación en tu vida, o quieres desarrollar tu inteligencia emocional para mejorar tu vida, escríbeme 😉 

Related Articles

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *