fbpx
LOADING

Consejos para controlar la ansiedad

by Jhenny Antiques November 15, 2020

La ansiedad es una preocupación constante e incontrolada que sufre todo el mundo en algún momento de su vida. Yo misma la he padecido, incluso he llegado a tener crisis de ansiedad… y creéme no es para nada agradable.

Sin embargo, ¿es saludable estar preocupado? Sí, ya que nos hace ser más prudentes y tomar decisiones acertadas, pero ¡siempre dentro de unos límites!. El problema llega cuando esas preocupaciones aumentan, no nos abandonan y con el tiempo se convierten en ansiedad. Nos pueden trastocar el descanso nocturno e incluso interferir en nuestras relaciones sociales, ¡en nuestra salud!.

¿Quién no ha estado excesivamente preocupado por problemas familiares, de pareja o por motivos económicos en algún momento de su vida? ¡Todos! Esta puede aparecer por preocupaciones en cualquier área: económica, laboral, familiar, etc.

No existe una causa específica que produzca la ansiedad, puede ser una combinación variada de aspectos; desde la genética, la personalidad, experiencias de vida, entorno, estrés, etc.

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, yo te voy a comentar sobre la ansiedad más común, la ansiedad generalizada. Las personas que la sufren se preocupan de una forma exagerada por las cosas sin poder evitarlo. No debes dejar que la ansiedad controle y afecte a tu salud mental, física y emocional.

¿Tengo ansiedad? Síntomas para reconocerla

Para manejar la ansiedad debemos verificar qué síntomas tenemos para poder reconocerla. Por supuesto, siempre debe ser un especialista el que diagnostique este problema. Sin embargo con esta lista puedes estar atento para que puedas actuar con eficacia. ¿Te sientes identificado con algunos de los siguientes síntomas?:

Síntomas físicos de la ansiedad

  • Pérdida de apetito
  • Palpitaciones
  • Cefaleas y/o náuseas
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Cansancio y/o fátiga constante

Síntomas psicológicos de la ansiedad

  • Preocupación excesiva por muchas cosas
  • Falta de concentración
  • Nerviosismo continuo
  • Incapacidad emocional para relajarse
  • Sentir ganas de llorar
  • Necesidad excesiva de estar en control

Síntomas de comportamiento de la ansiedad

  • Dificultad para estar quieto o tranquilo
  • Tensión en la zona de la mandíbula
  • Déficit de atención
  • No poder seguir el hilo de una conversación
  • En ocasiones quedarse “en blanco” o ausente
  • Irritabilidad y tensión
  • Incapacidad de disfrutar de momentos o las cosas

Consejos para controlar la ansiedad

Cuidar de ti mismo, de ti misma, es especialmente importante durante estos tiempos, especialmente si ya has identificado que estas atravesando un período estresante en tu vida. Para mantenerte saludable y para que también ayudes a tu cuerpo, y a tu mente, empieza con estos sencillos consejos. Recuerda que eres tú la principal persona responsable de tu bienestar.

Controla tu respiración. La respiración es la clave de todo. Principalmente si sientes que estas entrando en una crisis de ansiedad. Intenta respirar pausadamente, inhala – exhala … así tu cerebro estará enviando al cuerpo señales de que no hay motivo para estar nervioso. No te centres en tus miedos, sino en tu respiración, para que el cuerpo y la mente vayan recobrando su equilibrio natural.

Pregúntate qué puedes cambiar. Escoge un momento en el que estes relajado, tranquilo y reflexiona: ¿Existe algo que me ayude a terminar con la ansiedad? . Ten presente que existen cosas que no puedes controlar, así que enfócate en lo que SI puedes controlar, que depende de ti. Medita sobre qué cosas te ayudarían a mejorar tu vida para reducir o eliminar los problemas de estrés que arrastras. Analiza tu situación, ¿por qué te sientes nervioso? ¿hay motivo para estarlo? y si hay motivos ¿qué es lo que si puedes hacer tú?

Escucha música. La música transmite emociones, felicidad, alegría… Y es que la musicoterapia es una gran aliada incluso para mejorar nuestro estado de ánimo. Está más que demostrado que es un gran recurso para reducir el estrés y los episodios depresivos. Además, tienes un montón de estilos musicales entre los que escoger. 🎵 ¡Pón música en tu vida, cada día! 🎵

Realiza alguna tarea pendiente. Este es un truquito que funciona. El sentimiento de agobio suele crecer cuando tenemos tareas pendientes que siempre posponemos. ¡Haz algunas de ellas!. Por más pequeña que sea empieza a organizarte y planifica llevarlas a cabo, termínalas. Verás cómo te sientes mejor y con un menor peso emocional. El dato de esto es porque a tu cerebro le gusta el control y, como ha estado preocupado en otras cosas que no controla, le producen ansiedad. Así que vé retomando pequeñas tareas que puedas finalizar para que esa “sensación de control” empiece a jugar en tu favor y reduzca, poco a poco, la ansiedad.

Haz ejercicio físico. Está más que demostrado que hacer deporte, el que sea, te activa y te hace más feliz, ya que ayuda a producir más hormonas que favorecen tu bienestar emocional; y también te ayuda a desconectar de todo por un rato. Con este consejo no solo podrás manejar la ansiedad, sino también mejorar tu salud.

¡MÍMATE!. Puede parecer obvio pero, cuando estamos sumergidos en la ansiedad no nos prestamos la atención que debemos. Piensa, ¿qué puedo hacer para mimarme? … Mmm, tal vez, un maratón de fin de semana de películas favoritas (mejor si son para que sueltes unas buenas carcajadas), una cena especial, un baño de burbujas, empezar una buena lectura, un masaje relajante, un paseo contemplativo, date un capricho de algo, duerme, etc. ¡Mímate!

¡PERDÓNATE!. Esto es menos obvio pero, solemos ser más autocríticos en períodos de ansiedad. No te castigues por tomarte las preocupaciones de forma exagerada. Tampoco por no haber hecho ninguna de las tareas que tenías programadas para ese día. Lo importante es aceptarte, como todos los seres humanos tenemos días mejores y peores, unos más activos y otros más pasivos. Lo importante es que, pasito a pasito, controles la ansiedad y recuperes tu equilibrio.

Lo que no debes hacer nunca si tienes ansiedad

No te debes recrear en tus miedos. ¡Nunca! Si quieres controlar la ansiedad céntrate en los pensamientos positivos, que te aporten soluciones o tranquilidad, y esquiva los negativos. No te concentres en pensar que te sientes solo o en recrear situaciones que te causan todavía más estrés. No te encierres en vicios como el alcohol o el tabaco, ¡cuídate y vive para ti!

Y lo que siempre digo, asume que esto va a ser un proceso de aprendizaje, no hay recetas mágicas; hay decisión, actitud, voluntad, paciencia y disciplina. No intentes terminar con la ansiedad de golpe porque esto te generará todavía más ansiedad. Esta se instala en nuestra mente como un mal hábito, por lo que debemos trabajarla de forma progresiva. No es posible eliminar la ansiedad de la noche a la mañana, pero ¡sí puedes hacerlo pasito a pasito!… te lo digo por experiencia. 😉

Reaccionar a tiempo y tomar la decisión de controlar la ansiedad para recuperar tu bienestar emocional, es importante.

Related Articles

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *