fbpx
CARGANDO

ENERGÍA PERSONAL ¿Cómo gestionar tu energía para desarrollar tu máximo potencial personal?

por Jhenny Antiques septiembre 16, 2021

¿Te has parado a pensar esto?, mientras que el tiempo es finito, la energía personal no lo es, por eso gestionar la propia energía resulta mucho más fructífero para desarrollar tu potencial personal que la organización en base al tiempo disponible.

Todos tenemos días en los que levantarse de la cama parece una tarea imposible o noches en las que no podemos descansar pensando en todas las obligaciones que tenemos para el día siguiente.

Entre otras cosas, este estrés tiene dos causas relacionadas entre sí, la urgencia de la gestión del tiempo y el olvido de la gestión de la energía personal.

Cumplir con las obligaciones diarias no siempre trae consigo una motivación, por lo cual nuestra energía no está abocada a ello.

Si logramos modificar nuestra actitud frente al día a día, entonces el potencial personal será cada vez mayor.

Y cuando hablo de gestionar tu energía personal me refiero a “observarte y escucharte” para que identifiques los momentos claves en los que tienes más claridad mental, energía física, capacidad de concentración, motivación intrínseca, etc. 

Esto, en esencia, es tu energía personal, no gestión del tiempo.

Combinando los dos, ¡¿te imaginas lo imparable que puedes ser?! 🤩


Lo que vas a ganar si aprendes a gestionar tu energía personal.

¿Qué es lo que te apasiona? ¿Cuál es tu meta para hoy? ¿Cuál es tu objetivo personal para esta semana?

Poder visualizar objetivos a corto plazo nos ayudará a encontrar motivaciones para gestionar la energía a largo plazo.

El potencial personal no depende de la energía que creamos tener sino de la que podemos tener. Y esto, como toda habilidad, la podemos mejorar con el tiempo.

Añadir planes reconfortantes a la rutina no hará que disminuya el tiempo que tenemos para hacer las tareas, sino que incrementará la energía que poseemos para optimizar el tiempo.

La gestión de la energía personal se trata de seguir ciertos pasos para lograr la optimización del potencial personal y lograr salir del espiral de estrés y frustración cotidiano en el que, algunas veces, estamos sumergidos.

Sobre todo, aprender a explotar tu energía personal te aportará un mejor entendimiento de las cosas importantes de la vida que requieren tu total atención, y energía.

Y eso se traduce en mayor bienestar, felicidad, logro de tus objetivos vitales… sentirte satisfecha con la vida, con tu vida.

5 formas de gestionar tu energía que te proporcionan mayor bienestar

La primera de ellas es tener muy presente las 4 reglas de oro y, a partir de allí, estar muy atentos a ESCUCHARNOS mental, emocional y físicamente, como te vengo insistiendo 😊

Las cuatro reglas de oro:

Para gestionar la energía vamos a definir cuatro reglas importantes:
1. Priorizar el trabajo urgente.
2. Enfocarse en objetivos estratégicos a largo plazo.
3. Evitar distracciones.
4. Limitar la procrastinación o actividades poco relevantes..

Cuidar de tu cuerpo:

Cuerpo, mente y emociones son los principales responsables de nuestra energía personal y es preciso mantenerlos en buenas condiciones.

Para que nuestro cuerpo pueda llegar al mayor potencial es necesario mantenerlo sano, activo y proporcionarle un buen descanso.

Añadir una rutina de ejercicios de tan solo 25 minutos hará que tu organismo se active, acelerará tu metabolismo y te proporcionará más energía para el resto del día.

Además, el ejercicio diario es excelente para descansar bien por la noche, por lo que tu cuerpo estará listo para otro día al despertar.

Descansar la mente:

Con un cuerpo saludable, nuestro cerebro tiene la posibilidad de incrementar nuestro potencial personal logrando optimizar la energía.

Con la mente despejada y enfocada es más sencillo lograr cada objetivo.

Para esto es necesario disminuir el estrés y focalizar la atención en las tareas más importantes a resolver.

Además de realizar el trabajo necesario, es importante añadir tareas reconfortantes y estimulantes para nuestro cerebro, como dar paseos o pasar tiempo con amigos.

Entender la emociones y gestionarlas:

Debes entender que tus emociones afectan a tu organismo y viceversa, y por ende a esa energía personal que quieres controlar y aprovechar.

Hay emociones que requieren más energía que otras, por ejemplo: la ira y la euforia nos hace sentir más enérgicos, mientras que la angustia y la serenidad mantienen un nivel bajo de energía.

PERO, esto no quiere decir que sentirnos furiosos aumentará nuestra energía, ya que es una energía mal direccionada y optimizada. Obviamente no se trata de tener esas energías, se trata de que entiendas lo que te van a “consumir” y lo que implica posteriormente.

Lo importante es intentar lograr una energía dentro del marco placentero, dentro del cual podemos manejar nuestro caudal energético para enfocarlo correctamente.

Entender el verdadero valor del tiempo y de TU TIEMPO:

Las personas proactivas buscan optimizar todo el tiempo posible sin dejar nada para mañana, y aunque esto no es lo mejor si no lo racionalizas, es un buen consejo.

Teniendo en cuenta tu energía personal y sin ponerte objetivos imposibles de lograr, organizar el tiempo de forma tal que todas las tareas urgentes sean atendidas.

Entiéndase, priorizar inteligente y estratégicamente.


Que el poder de la energía personal te acompañe ;-D 🧡

Artículos relacionados